La-libertad-es-la-clave-para-el-crecimiento-de-tu-empresa-familiar

La libertad es la clave para el crecimiento de tu empresa familiar

2024-03-12 21:38:34

 

Mientras una empresa familiar bien dirigida puede ser una fuente inagotable de beneficios para sus colaboradores, también es necesario reconocer la posibilidad de un entorno opresivo que podría perjudicar tanto a la empresa como a quienes la componen. La noción de prisión dentro de la organización puede manifestarse de diversas maneras, y es crucial entender las distintas formas de este encierro.

 

En primer lugar, es esencial comprender lo que implica o puede implicar ser limitado dentro de la empresa.

 

Dentro de las posibles "prisiones empresariales", se encuentran los prisioneros de la comodidad. Estos individuos, cautivos de sus circunstancias, encuentran seguridad en la posibilidad de trabajar en la empresa familiar y renuncian a la exploración de oportunidades más allá de su horizonte conocido.

 

Es relevante destacar que, en el contexto de empresas familiares, lo esencial es rescatar el contraste que la libertad representa. Una historia ilustrativa nos recuerda este hecho: un mercader poseía un loro al que había enseñado a hablar. Antes de viajar, le preguntó al loro qué deseaba, y el ave expresó su deseo de volar libre con sus parientes loros. Al transmitir este mensaje, uno de los loros murió, pero el loro del mercader, aparentemente muerto, aprovechó la oportunidad para volar libremente. La libertad, incluso en situaciones cómodas, es un tesoro que debemos perseguir, y que debemos adecuar de forma correcta para continuar con las líneas de sucesión en las empresas familiares, sin hacer que erróneamente la opresión o una mala toma de decisiones conlleve a una "Jaula empresarial" y por ende un índice de posible rotación y comunicación interna.

 

En el contexto empresarial, encontramos otros tipos de prisioneros, aquellos colaboradores y familiares que no se capacitan eficientemente ni buscan alcanzar su máximo potencial, quedando atrapados en una zona de confort. También existe la prisión de los parientes políticos o familiares obligados a colaborar para mantener un estilo de vida o cumplir con las expectativas familiares.

 

En este punto, las definiciones iniciales de prisionero cobran sentido.

 

No se trata necesariamente de cometer un delito, sino de someter a los trabajadores o familiares a condiciones específicas. El afecto, la costumbre o la aparente comodidad pueden robar la noción de libertad como individuos.

 

Optar por "volar fuera de la jaula" no implica negar el lazo con la empresa familiar, sino optimizar nuestras capacidades y responsabilidades como un acto de libertad. Ser parte de una empresa familiar debe ser un derecho, nunca una imposición.

 

El deseo humano de ser dueño de nuestros actos ha elevado a la libertad como uno de los máximos ideales. "La responsabilidad es el precio de la libertad". Elbert Hubbard.

 

En Strategos, entendemos que una empresa familiar próspera es aquella que fomenta la libertad de forma responsable de sus miembros. Recuerda que somos la mejor opción para proteger tu patrimonio.

 

Este artículo está disponible en forbes.com, puedes consultarlo en: 

 

https://www.forbes.com.mx/una-empresa-familiar-no-es-una-jaula/